¿Aún no sabes si dormir con almohada o sin almohada es lo mejor para ti? A continuación te cuento todo lo que tienes que saber sobre este tema, si es bueno o no utilizarla, en qué postura es mejor utilizarla y qué almohada utilizar dependiendo de la persona y la postura.

no usar almohada para dormir

Lo más normal en nuestra sociedad es dormir con una buena almohada o cojín para apoyar nuestra cabeza. ¿Pero alguna vez te has planteado si lo correcto es utilizar una almohada para dormir? Te diré que hay personas que no pueden dormir sin ellas, incluso que llevan su propia almohada hasta de viaje. Estas personas lo hacen básicamente porque para ellos tener que dormir con una almohada que no es la suya, les hace sentir incómodos y no pueden conciliar el sueño.

¿Sabías que…? cuesta más acostumbrarse a una nueva almohada que a un nuevo colchón.

No obstante, hay un grupo de personas que prefieren dormir sin usar la almohada sintiéndose más cómodas así. Y seguro que te preguntaras, entonces, ¿Es bueno dormir sin almohada para nuestra espalda y cuello? Yo también me hacía esa misma pregunta así que ¡entremos en materia!.

¡Comencemos!.

¿Es bueno dormir sin almohada?

Es una pregunta que induce a confusión, pues te diría que depende. Principalmente muchos estudios dicen que no es bueno dormir sin utilizar ninguna almohada, ya que la almohada alinea nuestro cuello y espalda, haciendo que la columna vertebral quede recta aliviando la presión sobre las cervicales y de esta manera la circulación sanguínea será más fluida.

La única forma de no utilizar almohada dependerá de la postura en la que durmamos. La forma de dormir lo va a determinar todo. En la postura de dormir boca arriba y boca abajo sin moverse, serían las dos únicas posturas recomendadas para dormir sin almohada.  Pero si dormimos de lado la cosa cambia, necesitaremos una almohada para mantener nuestra columna alineada con nuestra cabeza.

¿Cuándo puedo dormir sin usar almohada?

En principio dormir sin usar almohada no se recomienda, pero como te he dicho en líneas de más arriba, en algunas posturas podrás prescindir de ella. Si eres de esas personas que no se mueven en toda la noche, adelante, no tendrás problemas en dormir sin ella. Pero la noche es muy larga y más los meses de verano, y dormir de lado y sin ella aunque sean solo treinta minutos, nos puede pasar factura.

Lo repito. Las posturas para dormir sin almohada son boca abajo y boca arriba, no obstante yo siempre te recomendaría escoger una almohada más fina en estos casos.

Por lo tanto, lo más recomendable para descansar mejor es dormir con almohada, así podremos mantener la columna vertebral mejor alineada y lograr un sueño reparador.

¿Problemas de dormir sin almohada?

Al dormir sin hacer servir almohada estaremos adoptando una posición que no es natural para nuestro cuerpo dependiendo de la postura. Y  podremos tener problemas de dolores musculares al levantarnos de la cama por culpa de una postura incorrecta. Vamos a ver alguno de estos problemas a continuación.

posturas adoptadas al dormir

· Dolor de cuello y cervicales al dormir de lado

Al dormir en una postura ladeada sin utilizar la almohada, los músculos de nuestro cuello están tensos durante toda la noche, así que al levantarnos tendremos ese terrible dolor de cuello también conocido como tortícolis. En consecuencia y para que esto no suceda, todos las personas que duermen de lado tendrían que utilizar una almohada para que los músculos estén en una posición más natural.

· Problemas de reflujos al dormir en cualquier postura

Al dormir sin una almohada seguramente tengamos problemas de reflujo de ácidos. Da igual la postura que adoptemos, ya sea de lado, boca abajo o boca arriba, tendremos el estómago alineado con la boca en la misma altura. De esta manera le será más fácil a los ácidos del estómago llegar a la boca pasando por el esófago pudiendo provocar daños en el mismo, ya que nuestro esófago no está preparado para que pasen los ácidos por él.

¿Qué almohada utilizar según nuestra postura?

Dependiendo entonces de nuestra postura al dormir y de cómo estén nuestras cervicales, tendremos que prestar atención a qué tipo de almohada es mejor para nosotros.

logotipo Emma

Almohada Viscoelástica Emma

Dormir de lado

Almohada Cervical Emma

Dormir boca arriba

Almohada Microfibra Emma

Dormir boca abajo

· Dormir de lado

Para las personas que duermen de lado,  recomiendan los expertos elegir una almohada con una altura media/alta de unos 15cm aprox. De esta manera nos permitirá mantener bien alineados nuestra cabeza y cuello con nuestra columna vertebral, evitando dolores cervicales y malas posturas al dormir.

· Dormir boca arriba

Para los durmientes que duermen boca arriba, lo más recomendable es utilizar una almohada de firmeza media con una altura de 11 a 13 cm. Para las personas que padezcan algún trastorno cervical lo más recomendable son las almohadas cervicales diseñadas para este uso, ya que te mantendrá la cabeza algo más baja pero con soporte en el cuello.

· Dormir boca abajo

Para dormir boca abajo lo mejor es una almohada delgada. Ésta es la postura menos indicada para dormir y por eso es la única en la que podríamos prescindir de utilizar almohada.  Recuerda que en esta posición al dormir, debes evitar escoger una almohada demasiado alta.

Al final, si decides dormir con o sin almohada depende solo de ti.  La almohada ideal será la que tu elijas adaptada a tus necesidades. Lo más importante es que encuentres la postura más adecuada para conciliar el sueño que te permita descansar lo mejor posible sin dolores cervicales. Para ello no te olvides de hacerlo sobre un colchón de calidad. 

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.