La siesta en nuestro país es algo muy común, aunque es un hábito que se realiza en muchos países por lo beneficios que tiene. Solemos decir que vamos a echar una siesta, dormir un rato o echar una cabezadita incluso. Lo más habitual es dormir la siesta los fines de semana en especial en verano y el horario suele ser entre las 14:00 y las 16:00 horas y suele durar entre 15 min y 30 min generalmente después de comer.

¿Qué encontrarás en este articulo?

¿Qué significa la palabra siesta?

El diccionario de la RAE dice:

  1. f. Sueño que se toma después de comer.
  2. f. Tiempo destinado para dormir o descansar después de comer.
  3. f. Tiempo después del mediodía, en que aprieta más el calor.
  4. f. Música que en las iglesias se cantaba o tocaba por la tarde.

¿Sabes de dónde proviene la palabra siesta?

Según estudios, la palabra siesta se remonta al Imperio Romano y proviene del latín “sexta”. Los romanos dividían el día en periodos de sol de 12 horas y por eso la “sexta” hace referencia a la sexta hora del día. En nuestro país esta hora se comprende entre la 1 de la tarde para los meses de invierno y las 3 de la tarde para los meses de verano.

El origen de la siesta comienza cuando los trabajadores tenían que estar trabajando todo el día y recurrían al mediodía para comer y descansar o echar una siesta para continuar con la jornada por la tarde y poder rendir lo suficiente.

¿Por qué nos entran ganas de echar la siesta después de comer?

Que nos entre sueño después de comer es algo natural, después de comer nuestro sistema nervioso envía más sangre a nuestro sistema digestivo para realizar en el estómago una buena digestión con una mayor aportación de sangre. De esta manera cuando comemos mucho nuestro estado de alerta disminuye y entramos en un estado de relajación.

TIP: Puedes tomarte un café antes de dormir la siesta: la cafeína del café tarda unos 20 minutos en ser procesada por tu cuerpo, así que puedes tomarte una taza antes de acostarte y cuando te levantes el efecto de la cafeína te dará aún mucha más energía.

¿Qué beneficios conlleva echar una buena siesta?

El ritmo frenético que llevamos en nuestro día a día hace que los humanos seamos el único animal que intenta dormir de una sola tirada al día con una media de 7 u 8 horas. En estos últimos años hemos perdido unas 2 horas de sueño al día según las últimas investigaciones. 

La práctica de la siesta la realizan en España seis de cada diez personas de vez en cuando y un 16,2% de manera habitual. Según la Asociación Española de la Cama (Asocama), la siesta nos puede ayudar a recuperar ese sueño perdido porque está demostrado por la ciencia que nos proporcionará beneficios mentales como físicos en nuestro cuerpo. ¡Vamos a ver esos beneficios!

 

  • La siesta previene el estrés y la ansiedad previniendo padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Echar una siesta de unos 30 min diariamente disminuye tu presión arterial y tu ritmo cardiaco tras un largo día de estrés y tensión psicológica.
  • Aumenta la concentración y mejora nuestra memoria, está demostrado que la siesta contribuye a mejorar cualquier tarea que suponga retener o recordar ya sea palabras, listas u objetos. 
  • La siesta nos hace ser más productivos, rendimos mucho más y nuestra capacidad de aprendizaje aumenta. De ahí que el descanso tras la comida aumenta la productividad de los trabajadores al igual que el rendimiento de los niños en el colegio.
  • Mejora nuestro estado de ánimo, ya que si bien es cierto que algunas veces nos levantamos medio traspuestos, está más que demostrado que dormir nos proporciona sensación total de bienestar. ¡Dormir la siesta te pone de buen humor!
  • Está comprobado incluso que la siesta estimula nuestra creatividad, en concreto la actividad del hemisferio derecho de nuestro cerebro asociado a esta capacidad.
  • Una buena siesta mejora nuestros reflejos, así quedó demostrado en un estudio de la NASA: aquellos pilotos que dormían una siesta diaria corta, cometian un 34% menos de errores en el trabajo que aquellos que no la habían dormido.

Consejos para disfrutar de una buena siesta

A continuación vamos a darte unos consejos muy básicos a tener en cuenta para poder gozar de una buena siesta diaria ya sea en un buen colchón o en el sofá de casa.

  • El principal consejo y más importante. La siesta no debe durar más de 30 minutos. Si dura más, entrarás en un sueño profundo y los beneficios disminuirán. Cuando hablamos de 30 minutos nos referimos al tiempo máximo de sueño. El tiempo en coger el sueño variará dependiendo de la persona.
  • Es básico echar la siesta en un lugar cómodo, ya sea en cama o sofá como hemos dicho, con poca luz, buena temperatura y ambiente en calma
  • Escoge la hora más adecuada, al mediodía o después de comer te dará más energía.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.