Los edredones o nórdicos son elementos fundamentales en todos los hogares, en especial en aquellos países que cuentan con diferentes estaciones y aunque son pocas las personas que le prestan atención a su cuidado, es importante seguir las recomendaciones que te daremos a continuación para que puedas conservar y guardar el edredón nórdico en perfectas condiciones hasta el próximo invierno.

el mejor edredon de plumas del mundo

Contenido que encontrarás

Antes de nada ¿de qué material es tu nórdico?

Es importante establecer como primera medida de qué material está fabricado tu nórdico, pues cada uno de ellos requiere de un cuidado diferente. En el mercado, se pueden encontrar edredones fabricados con diferentes materiales como, por ejemplo: 

Materiales de fabricación de nuestro edredón

  • Algodón: es uno de los materiales más utilizados para la confección de este tipo de elementos, pues se caracteriza por ser muy fresco, cómodo, absorbente y ligero. Además, es muy fácil de lavar en comparación con otros tipos de materiales y se seca bastante rápido. Sin embargo, se puede decir que su única desventaja es que se arruga con facilidad. 
  • Poliéster: estas fibras artificiales son las más económicas, además, son duraderas, resistentes y suelen tener una mayor durabilidad. También es importante destacar que los edredones fabricados con este material son más fáciles de lavar. 
  • Plumas o plumones: son materiales naturales que suelen ser excelentes para aislar el frío y la humedad, son muy ligeros y transpirables. Sin embargo, son los más delicados y, por ende, los que mayores cuidados requieren al momento del lavado, secado y almacenamiento. 

Primer paso, lavar tu nórdico

El lavado del nórdico dependerá de la composición del relleno de tu edredón, por ejemplo, si tiene relleno natural, lo más recomendable es lavarlo en seco con un paño para que las plumas permanezcan en perfecto estado y posteriormente ponerlo en la secadora con un programa corto. 

Por el contrario, si tu nórdico es de fibras sintéticas deberás lavarlo solo, sin ninguna otra prenda, con un detergente suave y a una temperatura máxima de 40° y para secarlo, lo ideal es que lo pongas en una superficie plana, en un lugar seco y fresco y evitando los rayos directos del sol. 

Cabe mencionar que, en caso de no dejar secar bien el edredón, su relleno puede apelmazarse y que antes de realizar el lavado, es importante cerciorarse de que el nórdico no tenga ningún agujero, ya que al lavarlo puede agrandarse y generar pérdidas de relleno. Para más información, aquí te dejamos nuestra guia de como lavar un edredón nórdico.

edredon saliendo de la lavadora

¿Cuánto espacio tienes? ¿Guardar al vacío es una opción?

Es recomendable guardar el edredón al vacío, y para hacerlo basta con comprar bolsas para guardar edredones y en tan solo un minuto pasará a ocupar tan solo la mitad del área que ocuparía si se guardara de la manera habitual, por esa razón es que ésta es la mejor forma de guardar un edredón en poco espacio.

Es importante aclarar que para el caso de los nórdicos de plumón esta forma de almacenamiento no es recomendada, debido a que podría deteriorar el material, para esto, lo mejor es utilizar cajas de almacenaje de plástico u otro material resistente y evitar a toda costa las cajas de cartón. De igual manera, se puede almacenar cualquier tipo de nórdico en bolsas antipolillas para evitar que los insectos los dañen. 

Importante, ¿dónde pasará todo el verano?

Para responder a la pregunta de ¿cómo guardar un edredón nórdico? es fundamental tener claro que el hacerlo ocupa bastante espacio, por lo que es importante disponer de un lugar limpio, fresco, oscuro y seco que permita conservarlos en perfectas condiciones. 

También es indispensable que al guardar colchas y edredones no se les ponga peso encima, debido a que esto podría dañar tanto su relleno como su forma. 

Otras recomendaciones para almacenar tu edredón

Adicionalmente, te daremos otras recomendaciones para guardar tu edredón o nórdico y para que puedas mantener el relleno en perfectas condiciones:

Consejos para guardar tu edredón o nórdico

  • Si quieres que tu edredón huela delicioso y fresco hasta el próximo invierno, te recomendamos utilizar no solo la bolsa antipolillas, sino también otra bolsa perfumada. 
  • Deberás evitar secar tu nórdico con un secador, ya que esto puede ocasionar daños en los tejidos. 
  • Evita utilizar productos químicos fuertes, pues estos pueden dañar el relleno de los edredones. 
  • Al lavar debes separar los edredones de colores claros y oscuros para evitar que se manchen. 
  • Utiliza preferiblemente jabón líquido, ya que este se mezcla más fácilmente con el agua evitando así que se quede pegado al nórdico. 
  • No laves muy frecuentemente tu edredón, pues esto puede hacer que se estropee su relleno. 
  • Es recomendable que antes de guardarlo, lo sacudas para que el relleno se acomode y se distribuya de manera uniforme. 

Si pese a ello, en el momento de guardar tu nórdico, ves que el mismo está descosido o con las plumas ya muy apelmazadas, puede que haya llegado la hora de renovarlo. En este caso, puedes optar por alguno de los propuestos a continuación, excelentes rellenos nórdicos de distintos materiales. ¡Échales un ojo! 

logo marmota
Prepárate para las noches más invernales con tu Edredón Marmota.

Fibra Hueca

logotipo de la marca colchones Khama
Un auténtico edredón nórdico de plumón 100 % es el sistema más natural cálido, cómodo y ligero

Plumón 

logo de la marca morfeo
Fibra natural extraída del bambú extra suave de 400gr , nivel térmico medio

Fibra Natural

Logotipo colchon kipli amatucama
edredón nórdico natural Kipli fabricado únicamente con materiales vegetales

Fibra Natural

¿Cómo lo guardas tu? Esperamos que estas recomendaciones para guardar tu nórdico te hayan resultado útiles y si sabes de alguna más, no dudes en dejárnosla en comentarios. 

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.